La curiosidad nunca mató al científico

Entradas etiquetadas como ‘bioética’

¿Es la inyección letal inhumana?

Sí.

Máquina automática para la inyección letalLa Química se encuentra en cualquier cosa que nos rodea, su utilización en la gran mayoría de las veces hace avanzar a la sociedad, pero otras veces nos hace retroceder a nuestros instintos más básicos, como es su empleo para ejecutar personas mediante la pena de muerte. La pena capital se sigue aplicando en algunos países como castigo a ciertos delitos y los métodos para llevarla a cabo pueden ser tan variados como la horca, la cámara de gas, la silla eléctrica, la lapidación, el fusilamiento, el garrote vil, la hoguera, la guillotina, etc. Muchos de estos métodos no se utilizan en la actualidad por ser realmente crueles (aunque todos los son).

Uno de los métodos utilizados es la inyección letal.

El método de la inyección letal se lleva a cabo mediante la sujeción del preso a una camilla utilizando correas para los brazos y las piernas y a continuación se le inyecta por vía intravenosa sustancias químicas capaces de producir la muerte.

Lo más común es la inyección de tres sustancias con distintas funciones y en el siguiente orden:

  • Tiopentato de sodio o Pentobarbital: son barbitúricos que funcionan como anestésico general y su acción se produce en unos pocos segundos.
Tiopentato de sodio
  • Bromuro de pancuronio: sustancia que se utiliza como paralizante. Este producto es capaz de paralizar el diafragma y por tanto, detener la respiración.
Pancuronio
  • Cloruro de potasio: en ciertas dosis es capaz de producir un paro cardíaco.

Estas sustancias se administran por este orden con el objetivo de primero causar la anestesia del reo y a continuación producir la muerte por parada respiratoria y cardíaca. La anestesia producida por el tiopentato de sodio es esencial para que el sufrimiento durante la muerte sea mínimo. Este protocolo no ha estado sujeto a ensayos clínicos, simplemente se describió una metodología que se creía que producía la muerte de manera indolora y se utilizó en la práctica.

Los defensores de la inyección letal dicen que las dosis por separado de las tres sustancias son capaces de producir la muerte indolora del individuo, y además, se utilizan las tres simultáneamente para tener la certeza y que no haya ningún inconveniente en la ejecución. Han transcendido algunos casos en los que no ha ocurrido así, y algún reo incluso ha sobrevivido a la inyección letal.

Hay un debate abierto sobre si la inyección letal produce una muerte indolora al individuo o si éste sufre y está plenamente consciente cuando la parada cardiorespiratoria se produce. Incluso con la poca transparencia de las administraciones que siguen realizando este tipo de ejecuciones, existe algún estudio donde se ha encontrado que la dosis inyectada de tiopentato no es letal y que, incluso, podría no llevar a la anestesia del individuo antes de la muerte. Igualmente han encontrado que la dosis de cloruro de potasio no es suficiente para producir la parada cardíaca en todas las ocasiones. Y, por lo tanto, el protocolo utilizado para la ejecución mediante la inyección letal no funciona como se preveía por sus creadores, con un mínimo sufrimiento para el reo. Éste podría estar consciente cuando sufre la asfixia producida por el bromuro de pancuronio.

El protocolo utilizado es realmente defectuoso, pero no hay científicos voluntarios para desarrollar un protocolo que pueda funcionar sin complicaciones.

lethal injection room 03

La Química puede ser utilizada para cantidad de cosas, y generalmente, su investigación y desarrollo se realiza para producir beneficios a la sociedad. Así fue el caso para los productos químicos que se utilizan en la inyección letal, originados para aplicaciones médicas. La empresa que produce el Pentobarbital anunció que bloqueaba su venta a prisiones donde se realizara la pena de muerte porque no era partidaria de que sus productos se utilizaran con este fin.

Como científico, detestaría que mis investigaciones y mi trabajo fuera utilizado con el fin de producir la muerte a las personas, por mucho mal que hayan causado éstas.

References

ResearchBlogging.orgZimmers TA, Sheldon J, Lubarsky DA, López-Muñoz F, Waterman L, Weisman R, & Koniaris LG (2007). Lethal injection for execution: chemical asphyxiation? PLoS medicine, 4 (4) PMID: 17455994

Anuncios